Denuncias

Perfil Biografico de Erick Martinez (Honduras). Caso emblemático

Erick nació en 1980 y fue asesinado el 7 de mayo de este año 2012. Era el mayor de tres hermanos y siempre contó con el apoyo de su familia en cada uno de los campos que se desempeñó, que incluyeron el activismo por la diversidad sexual, el periodismo y la política.

Era miembro de la Asociación Kukulcán (una organización fundada el 8 de junio de 2002 por un grupo de personas interesadas en trabajar a favor de la comunidad gay, lésbica, bisexual y trans de Honduras) desde el 2003, a la que se acercó por primera vez en una cena navideña a la que fue invitado por su mejor amigo en ese momento. A los tres meses ya estaba trabajando en la organización.

Fue el relacionador público, oficial de monitoreo y evaluación de los proyectos de Kukulcán, a lo que sumaba otras tareas tales como crear herramientas de comunicación y representar a la asociación en diferentes espacios.

Su madre, Yolanda Ávila, recuerda que a la edad de nueve años Erick ingresó a la Iglesia Católica. “Me dijo, mami quiero hacer mi primera comunión. Yo le dije te voy a anotar y él me respondió ya me anoté. Creo que fue él que me evangelizó a mí”, dice sonriendo Yolanda, a pesar de lo difícil que se le hace llevar la pérdida de uno de sus hijos.

Erick tomó la primera comunión y tiempo después fue el coordinador de la pastoral juvenil de la parroquia de su zona, a su madre le decía que nunca iba a dejar de ir a la Iglesia.

La madre de Erick dice que los otros hermanos lo tenían y tienen como referente. Como ejemplo de la ascendencia que ejercía sobre ambos mencionó que incentivaba al más pequeño a estudiar y actualmente cursa Medicina.

Yolanda recuerda que muchas noches Erick le decía “mami, hoy no quiero que seas mi mamá, quiero que seas mi amiga” y se quedaban platicando hasta altas horas de la madrugada. La opción sexual de Erick no le generó problemas en el relacionamiento con su madre: “él era libre y no ocultaba nada. Yo sabía y si él era feliz así yo no podía truncarlo y siempre lo apoyé”.

Erick tuvo participación en el Movimiento Independiente de Periodismo (MIP), ocupó el cargo de secretario general de la Asociación de Periodismo de la Universidad nacional Autónoma de Honduras en el año 2002. También fue miembro del Foro Nacional de Juventud, espacio desde donde se impulsó la primera ley marco de la juventud, que dio creación al Instituto Nacional de la Juventud.

 

En Kukulcán recuerdan que Erick era miembro de la iglesia católica y líder juvenil de la colonia donde se crió. También rememoran su actividad política, pertenecía al Frente Nacional de Resistencia Popular creado tras el golpe de Estado en Honduras del 28 de junio de 2009, perteneció al grupo llamado Los necios y al movimiento diversidad en resistencia, por el que fue elegido primer candidato a diputado de la diversidad sexual.

El sábado 5 de mayo fue el ultimo día que la gente que lo quería lo vio con vida. Fue de visita a la casa de sus padres y en la tarde su papá lo acompañó a tomar un taxi. Esa noche se comunicó con sus padres diciéndoles que ya estaba en su apartamento, donde vivía solo.

El domingo 6 de mayo tuvo una breve comunicación con un integrante del Frente Popular de Resistencia Popular, ya que ese día se estaría realizando una reunión para definir su candidatura a diputado, sin embargo no llegó a esa cita.

El lunes 7 de mayo Erick tenía una reunión de trabajo para preparar las actividades del 17 de mayo (Día Internacional de Lucha Contra la Homofobia) a la que no concurrió. Como era muy responsable en comunicar cuando no asistiría a trabajar, integrantes de Kukulcán empezaron a tratar de localizarlo, sus celulares estaban apagados y el teléfono de su casa no contestaba. Cerca del mediodía llamaron a casa de sus padres, a quienes no querían preocupar. Ante la falta de datos sobre Erick, integrantes de las organizaciones Kukulcán, Colectivo Violeta y CIPRODEH decidieron ir su apartamento junto a uno de sus hermanos y encontraron el lugar intacto. Después iniciaron un plan de monitoreo en hospitales y postas policiales como parte de un procedimiento, pero esperando la llamada de Erick diciendo que estaba en alguna reunión.

Una amiga de una de las personas que participó de la búsqueda alertó que en un noticiero informaron de la aparición de un hombre asesinado y abandonado cerca de una carretera, con algunas características parecidas a Erick, por lo que un grupo se dirigió a la morgue, esperanzados en que sería para descartar la posibilidad. En el lugar un periodista les mostró un vídeo en que pudieron ver que el cuerpo era el de Erick.

 

Luego fueron informados que murió por asfixia el domingo 6 de mayo a una hora no conocida. No pasaron ni 20 minutos cuando en las afueras de la morgue se encontraba gente de la diversidad sexual en espera de su amigo, recuerdan en Kukulcán.

A la morgue llegó luego la unidad de investigación asignada por Estados Unidos para casos de asesinatos de periodistas y personas de la diversidad sexual, Erick integraba los dos colectivos. Hasta ahora no hay mucha más información sobre su homicidio, se le encontró sin su billetera ni documentos personales.

Personas cercanas a Erick dicen que nada indica que fuera amenazado, si bien había quienes no estaban a gusto con su candidatura a diputado. Ven grandes posibilidades que se trate de un crimen de odio al tratarse de un miembro de la diversidad sexual, militante político y primer candidato a diputado como representante de la diversidad sexual. Fue estrangulado y movilizado a una zona lejana a su departamento, lo cual no encuadra con un crimen común.

Dany Montecinos, coordinador de la Asociación Kukulcán dice no tener pruebas de que los homicidas sean miembros de un grupo paramilitar, pero no lo descarta. “De todos los crímenes de odio y violencia por odio, solo dos han tenido sentencia y ambos se relacionan con miembros de la Policía. Es muy difícil asegurar algo así, pero es muy fácil pensarlo”, afirma.

Organizaciones defensoras de los derechos humanos de diferentes países, agrupaciones de periodistas e incluso la directora general de La Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, condenaron el asesinato de Erick y reclamaron que se identifique y juzgue a los culpables, lo que no ha ocurrido.

Erick había acordado recoger a su madre a la hora 8 de ese fatídico lunes 7 de mayo, para hacer banderas que utilizarían en la marcha del 17 de mayo.

Tras conocer de la muerte de su hijo, ella se comunicó con gente de Kukulcán para decirles que tenía el compromiso con su hijo de hacer esas banderas y que sabía ellos las necesitaban. Su esposo le recomendó que las haga ya que esos nueve días serían dolorosos y trabajar iba a ser lo mejor.

“Esas banderas iban con lágrimas, mocos, pero las hice y entregué. La mayoría de las banderas de Kukulcán yo las he hecho. Y les dije a ellos que mis puertas y mis brazos están abiertos”, comenta Yolanda.

“Soy tan normal como la tierra y tan anormal como el ser humano!!! Una persona igual que las demás pero diferente al resto!!! libre, inteligente, arrogante, cariñoso y solo con las complicaciones necesarias para no aburrirme... Tengo virtudes y defectos como todos pero que se vislumbran a través de la convivencia, mis amigos dicen que soy buena onda, sin complicaciones, directo, honesto, de poca paciencia...”.Así se definía Erick en una red social.

Tags: Honduras,, Comunidad Casabierta,, diversidad sexual , crimenes de odio, movimientos sociales


Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua