Testimonios

Desafios y agenda pendiente en Centroamerica y Derechos Humanos LGTBI

DESAFIOS Y AGENDA PENDIENTE DERECHOS HUMANOS LGTBI (EXTRACTO DEL LIBRO MOVIMIENTOS SOCIALES LGTBI EN CENTROMERICA)

1.       Es fundamental construir un marco normativo internacional que establezca las obligaciones de los Estados de manera común. Para este fin, la propuesta de una Convencion Universal de Derechos de la Diversidad Sexual debe emerger desde la demanda de los movimientos sociales y reconociendo la percepción de los activistas de cómo deben de ser concebidos sus derechos. Se trata de reconocer que las normas jurídicas deben construirse no solo desde equipos de expertos y juristas sino con el dialogo con la sociedad a traves de espacios de dialogo con movimientos sociales como los que actualmente existen en las procuradurías y defensorias de derechos humanos en mesas especiales de tratamiento de crímenes de odio y en redes de activistas de protección de derechos humanos.

 

Debe garantizarse el acompañamiento a victimas y familiares de afectados por crímenes de odio y ello debe estar incluido en políticas publicas, procolos, normativas y demás herramientas a través de las cuales se amplie el marco de protección y ejercicio ciudadano de las personas de la diversidad sexual tanto a nivel nacional como a nivel local.

 

Debemos reconocer el vacio que existe en términos de igualdad en el acceso a servicos básicos y demás derechos sociales y económicos. La discriminación ubica en importantes desventajas a estos grupos y por tanto deberíamos de aspirar a que el marco normativo incluya mayores oportunidades y derechos en materia de educación, salud, empleo, vivienda etc.

 

2.       En la realidad de los movimientos sociales estos deben estar mas comprometidos además del activismo con una visión estratégica, incrementando su capacidad de construir consenso interno y una cultura de inclusividad intra genero e intergenero. Solo esta unidad permitirá una política de negociación con el Estado y con la sociedad coherente y unificada.

3.       Las estrategias nacionales deben ser articuladas en una Estrategia regional en tanto existen espacios de integración regional de los Estados, Armonizacion de Agencias de cooperación y la construcción de instancias regionales de prevención de violencia. A la par de ello, contar con una agenda regional permitirá movilizarse y negociar desde la fuerza y legitimidad de un mov social regional hacia la realidad política de los países. Es decir, desde la perspectiva regional se pueden trascender mejor los obstáculos, prejuicios o estigamas domesticos y nacionales, y el marco de trabajo de todos los estados será un referente común, difícilmente reversible desde lo unilateral que compete a un solo pais.

4.       Aportar un nuevo lente, una nueva mirada de los medios de comunicación a la realidad de la diversidad sexual es fundamental para la creación de una opinión publica favorable a la protección de derechos humanos de la diversidad sexual. Los medios son un factor reproductor de estigmas y discriminación, debe priorizarse el que estos sean parte de una estrategia de cambio de percepción y comportamiento social. Ademas de esto son importantes para la creación de nuevos valores en una sociedad que cambia constantemente.

5.       Resulta destacable que aunque existen en centroamerica diversas maneras de articular organizacionalmente a los grupos de diversidad sexual con el resto de actores, es fundamental desarrollar destrezas para la construcción de alianzas intersectoriales y dinamizar la comunicación y la planeación de iniciativas conjuntas.

6.       El contexto de crímenes de odio que ronda la región centroamericana amerita atención internacional no solo en lo relacionado a la correspondiente denuncia jurídica sino también a la atención que debemos prestar a los enormes riesgos a los que están sometidos los activistas de diversidad sexual en centroamerica. Es imperativo disenar planes de protección, auto cuidado e incluso zonas de refugio temporal para aquellos que ya viven lesiones sicológicas por la persecución política y que ya están bajo amenazas de muerte e intimidación. Cabe destacar que lo que existe es una declarada operación limpieza de lideres políticos de la diversidad sexual y por ello es imperativo articular un plan de acción. 

7.       El tema de la aceptación social de las personas sexualmente diversas inicia con la aceptación en las familias de origen. Realizar campanas y acciones dirigidas a que las familias sean espacios seguros de revelación de identidad sexual resulta algo prioritario, por cuanto el rechazo familiar se vuelve causa de violencia a lo interno de los hogares y por ende el primer eslabon de un ciclo de violencia continuada a lo largo de sus vidas.

8.       El aporte de la diversidad a la cultura, al arte a la identidad de cada país y recientemente a la cultura política de las naciones se hace indispensable de ser reconocido. Las personas sexualmente diversas se constituyen en una fuente de conocimiento, de expresiones y de intercambios culturales que engrandece a los países y que debe ser visibilizado y reconocido.

9.       La lucha por los derechos de la diversidad sexual esta generando un nuevo liderazgo político en centroamerica. De los valores de tolerancia, de aceptación y de la vocación negociadora para alcanzar sus derechos, emerge un nuevo perfil de líder regional que propugna por el consenso político y la diversidad también de pensamiento. Lideres que por surgir de contextos complejos hoy abogan por un nuevo marco ético en el ejercicio de la política y por nuevas practicas transformadoras por encima de la manera tradicional de entender la practica política publica. Deben crearse mecanismos para que este liderazgo nuevo sea un agente activo en los espacios políticos nacionales y regionales.

10.   La cooperación internacional y las organizaciones de acompañamiento a la diversidad sexual deben continuar privilegiando recursos directos para los movimientos sociales y organizaciones de diversidad sexual.  La intermediación de organismos no gubernamentales de temas colaterales pero no específicos a diversidad sexual solo invisibiliza las identidades sexualmente diversas y anula las capacidades propias de los grupos. Debe admitirse que los mov sociales de diversas sexual presentan formas organizativas diferentes, pero ello no implica que carezcan de las destrezas necesarias para impulsar iniciativa propias. El acompañamiento si es requerido debe basarse en alianzas políticas y no en relaciones de poder basados en posibles diferencias de nivel técnico, por cuanto el protagonismo siempre lo deben de tener los propios actores.

 

SISTEMATIZAR BUENAS PRACTICAS

es una herramienta de puesta en común de experiencias exitosas en el ámbito de cultura y desarrollo. Iniciativa de de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), y abierta a proyectos de instituciones o asociaciones públicas o privadas, nacionales o in

 que haya dado respuesta satisfactoria a problemáticas concretas, de forma que pueda servir como ejemplo para futuros promotores y agentes.

Desafíos y temas pendientes

Uno de los temas pendientes a nivel centroamericano es la identificación y sistematización de buenas práctica las mismas deberían de ser:

• Acciones Innovadoras que hayan, desarrollan soluciones nuevas o creativas en el ámbito de los Derechos Humanos de la Diversidad Sexual..

• Acciones efectivas, que demuestren un impacto positivo y tangible sobre cambios y mejoras en la situación y condición de la DS

• Acciones Sostenibles en el tiempo,  por sus exigencias sociales, económicas y políticas que pueden mantenerse en el tiempo y  producir efectos duraderos (llámese adopción de nuevos aprendizajes y conocimiento, cambios culturales adoptados por la población, políticas públicas, entre otras).

• Acciones Replicables, que sirven como modelo para desarrollar políticas, iniciativas y  actuaciones en otros países o regiones.

En términos generales, las buenas prácticas que se desarrollaran en la ruta crítica centroamericana en torno a la promoción y defensa de los derechos humanos de la diversidad sexual  podrán ser iniciativas conjuntas de intercambio y coordinación inter-movimiento de la Diversidad Sexual, modelos metodológicos, investigaciones participativas, estrategias exitosas de incidencia política nacional y regional, promoción de políticas con instancias gubernamentales, en resumen modelos de actuación exitoso que mejora; los procesos, las acciones y finalmente la realidad.

La innovación en el trabajo que se desarrolla será un elemento importante para la identificación del mismo mostrando la efectividad de la acción formulado de modo que sea transferible y, por tanto, de potencial utilidad para la comunidad de la Diversidad Sexual.

 La identificación de buenas prácticas permitirá a nivel nacional y centroamericano:

• Aprender de los otros y otras

• Facilitar y promover soluciones innovadoras, exitosas y sostenibles a problemas compartidos

• Permite tender puentes entre las soluciones empíricas efectivas, la investigación y las políticas

• Orientan el desarrollo de  nuevas iniciativas como programas y proyectos regionales o nacionales.


Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua