Prensa escrita

En Rusia nadie viola los derechos de los homosexuales: Mironov

Foto / tomada-revoluciontrespuntocero

¿Se acuerdan de la polémica desatada durante los Juegos Olímpicos de Invierno, Sochi 2014, a raíz de la ley antipropaganda homosexual promulgada en Rusia por su presidente Vladimir Putin?

En el marco del coloquio internacional y presentación del libro “México-Rusia, culturas y sistemas jurídicos comparados”, organizado por el Instituto de Investigaciones Jurídicas (UNAM), el profesor Nicolás Mironov (vicedirector de la Escuela de Derecho de la Universidad Nacional – Escuela Superior de Economía de Moscú), habló de los avances que ha tenido este país en materia de Derechos Humanos.

Que desde el fin del régimen estalinista –en el que ocurrieron crímenes masivos, represión y persecución y tampoco se reconocían los derechos individuales de las personas, dado que los derechos colectivos imperaban sobre todo– se ha tratado de resarcir las violaciones a los derechos humanos de las personas afectadas. Por citar un ejemplo, 18 millones de personas (una de cada 10) fueron sometidas a trabajos forzados entre 1929 y 1953, de acuerdo con datos oficiales.

En la década de 1980 inició un proceso en el que el discurso político adoptó la bandera de la defensa de los derechos humanos, que se encontraba en boga en toda Europa, es así como se empezó a considerar necesario alejarse de la idea del régimen represor e interrumpir la crítica por parte de los países occidentales con respecto a su sistema de gobierno e impartición de justicia, explicó Mironov.

Para la elaboración de la Constitución rusa de 1993 se consideraron las normas internacionales de defensa de derechos humanos, las garantías individuales son incluidas y aparecen instancias de gobierno dedicadas a vigilar su fiel cumplimiento.

Entre los derechos que tienen los ciudadanos rusos se encuentran el procesal, el derecho de apelación, el derecho a la información y expresión, y todos los derechos fundamentales como lo son la salud, el empleo, la educación, a los servicios públicos básicos, etcétera, abundó Mironov.

Cuestionado por REVOLUCIÓN TRESPUNTOCERO, con respecto a si en la Constitución rusa se contemplan los derechos de las personas homosexuales, a no ser discriminadas por sus preferencias sexuales, el académico respondió que como tal no existe un artículo que lo estipule, dado que como ciudadanos tienen aseguradas sus garantías individuales.

Foto-tomada-revoluciontrespuntocero

Dijo que “en todo el mundo se habla de los derechos de los homosexuales, y en la sociedad rusa nadie viola sus derechos, la sociedad tolera cualquier tipo de preferencia sexual. Existen personas que se muestran proclives a prohibir la homosexualidad pero son una minoría”.

Sin embargo, Mironov admitió que han ocurrido escenas de violencia en contra de las personas homosexuales. Cabe recordar que poco después de la aprobación de la ley antipropaganda gay, un grupo neonazi, torturó y asesinó a un joven homosexual, en la provincia de Uzbekistán, situaciones similares han ocurrido en reiteradas ocasiones, en completa impunidad.

Poco antes de llevarse a cabo los Juegos Olímpicos de Invierno, Sochi 2014, numerosas organizaciones y hombres y mujeres deportistas homosexuales exigieron parar con la oleada homófoba en Rusia. El ministro de deportes Vitaly Mutko, expresó entonces: “Nadie está prohibiendo que un atleta con una orientación sexual no tradicional venga a Sochi. Pero si sale a la calle y empieza a hacer propaganda, entonces claro que tendrá que hacerse responsable”.

Para Nicolás Mironov, la ley antipropaganda homosexual llevó a una reacción negativa mundial en contra de Rusia, que terminó por acarrear un desprestigio político para su país, cuando la ley obedece a la protección de los menores de edad.

Por otro lado, Mironov recordó que el matrimonio entre personas del mismo sexo no ha sido avalado por el parlamento cuando ha sido discutido. Tampoco se permite la adopción a gays y lesbianas.

“Cuando se ha discutido en el parlamento la aprobación legal de los matrimonios entre personas del mismo sexo, no ha sido avalada por la mayoría, tampoco se permite la adopción” a gays y lesbianas, no sólo entre la población rusa, sino incluso es negada a personas homosexuales de cualquier otra nacionalidad que quieran adoptar niñas o niños rusos fuera y dentro del país.

Mironov subrayó que se debe conocer Rusia, es por eso que se organizan foros, conferencias y se escriben libros en conjunto con otros países para tal efecto.

 Fuente / Revoluciontrespuntocero

 


Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua